Noticias

García Peña & Andújar Abogados logra la libre absolución de un cliente que había dado positivo en un control de alcoholemia en un juicio por presunto delito contra la seguridad vial.

El Despacho García Peña & Andújar Abogados se ha encargado de defender los intereses de un cliente acusado de un presunto delito contra la seguridad vial por conducir presuntamente bajo los efectos del alcohol en un procedimiento que se ha sustanciado ante el Juzgado de lo Penal Nº 2 de Getafe.

Así en el citado procedimiento, la acusación llevada a cabo por el Ministerio Fiscal interesaba que se condenara al acusado como responsable de un presunto delito tipificado en el artículo 379.2 del Código Penal al conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. El Ministerio Fiscal basaba la condena en la existencia de la prueba objetiva de alcoholemia, realizada al acusado tras sufrir un accidente en un choque con un autobús. La citada prueba arrojaba en el acusado un resultado positivo de 0’59 mg/L de alcohol en aire aspirado.

No obstante, a pesar de la contundente prueba, el Despacho ha conseguido desvirtuar el hecho de que el acusado se encontrara conduciendo bajo la influencia de bebidas alcohólicas, defendiendo y argumentando como en el momento de los hechos el acusado se encontraba con capacidades plenamente óptimas para desarrollar la conducción, logrando acreditar en la vista del juicio como el accidente sufrido se debía no a encontrarse bajo la influencia de sustancia alguna, sino a consecuencia de la falta de visibilidad que poseía el conductor en el momento del accidente debido a los rayos de sol que incidían directa y frontalmente en su posición como conductor del vehículo.

Para sostener esta defensa, García Peña & Andújar Abogados, logró acreditar como el acusado no se encontraba mermado ni bajo la influencia de bebida alcohólica alguna, aportando como prueba y haciendo valer en la vista oral, como quince minutos antes de los hechos, el acusado se dirigió a la Policía Local de Getafe para recoger su vehículo, el cuál se encontraba depositado en las citadas dependencias fruto de un mal estacionamiento, demostrando tras entregar la oportuna documentación y efectuar el pago correspondiente, como ninguno de los policías locales pudieron percibir que el acusado se encontrase bajo la influencia de bebida alcohólica alguna, pues en ese preciso instante le entregaron el vehículo para que accediese a su retirada.

De forma adicional el Despacho, logró en la citada vista desacreditar la versión de los policías que aun habiendo entregado el coche al acusado, en el juicio argumentaron que era evidente que el mismo poseía síntomas evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas. No obstante, el Despacho consiguió evidenciar las contradicciones entre los funcionarios y el atestado del accidente que los policías encargados llevaron a cabo, pues en el mismo se reflejó antes de que se realizase la prueba de alcoholemia al acusado, como la causa del accidente era efectivamente, la falta de visibilidad del conductor en el momento de los hechos dado los rayos de sol que incidían en el al estar amaneciendo en ese momento.

Finalmente, García Peña & Andújar Abogados logró que se dictase una sentencia absolutoria al haber probado aun existiendo una prueba objetiva de alcoholemia, como la misma no afectaba al acusado, que se encontraba en plenas facultades de conducción y en ningún caso bajo la influencia de bebidas alcohólicas consiguiendo desacreditar la versión de los policías y obteniendo una sentencia absolutoria con todos los pronunciamientos favorables a su cliente obteniendo así un efectivo derecho de defensa.

Volver al listado